¿Lo sabes todo sobre la salsa de soja?


La salsa de soja ha pasado de ser un ingrediente exótico a un elemento habitual en nuestras cocinas, pero aunque para los occidentales sea relativamente nueva, la salsa de soja es muy antigua. En China ya se elaboraba hace más de 2.500 años una receta primigenia que evolucionó hasta convertirse en la salsa de soja que hoy disfrutamos. En este artículo vamos a conocer mejor este condimento fundamental de la cocina asiática, sus usos y beneficios.

Origen y curiosidades sobre la salsa de soja

La salsa de soja surge de la necesidad de conservar los alimentos, y una técnica habitual en todas las culturas es usar salmueras. El origen de la salsa de soja está en China, donde preservaban los cereales con sal. La mezcla del trigo con las habas de soja y sal, dio como resultado una pasta fermentada de la que deriva la actual salsa de soja.

La salsa de soja llegó a Japón en el siglo XVII. Los datos indican que la primera salsa de soja genuinamente japonesa comenzó a hacerse en la localidad de Yuasa, en la prefectura de Wakayama. Se comenzó a preparar aprovechando el líquido sobrante de la elaboración del miso. En Yuasa se pueden visitar una fábrica donde dan a conocer el proceso tradicional, que tiene más de 700 años de antigüedad.

Tipos de salsa de soja

Es interesante conocer cuál es la mejor salsa de soja. En Japón existen distintas clasificaciones según elaboración o ingredientes. Estos son los cinco tipos más conocidos.

Salsa oscura

La koikuchy shoyu es la más popular. Se utiliza como base para la salsa teriyaki y como aliño o condimento para distintas recetas. También se usa como salsa para sushi. Es la que habitualmente compramos en el supermercado.

Salsa clara

Denominada usukuchi shoyu; su color es más claro porque su contenido en soja es menor. Se usa principalmente para cocinar, sobre todo en guisos y sopas.

Salsa blanca

Este tipo, llamado shiro shoyu, contiene más trigo que soja. Su sabor es más dulce y es perfecta para hacer vinagretas o salsas agridulces.

Tamari

Esta variedad es la más parecida a la salsa tradicional elaborada en Yuasa. Su principal característica es que no lleva trigo, o en muy poca proporción. Es perfecta para acompañar el sashimi y como salsa para sushi.

Salsa de doble fermentación

Este tipo de salsa de soja se denomina saishikomi shoyu. Es la más cara, ya que su proceso de elaboración es lento. Su sabor es menos salado que el de otras salsas de soja, llegando a tener toques dulces y una textura muy densa. Es ideal para acompañar el sashimi.

¿Conoces sus beneficios?

Entre los beneficios de la salsa de soja destacamos su alto contenido en fibra, lo que ayuda a la función gastrointestinal. Es una buena fuente de calciohierro y magnesio. La salsa de soja contiene ácidos grasos saludables, que ayudan al correcto funcionamiento del aparato circulatorio, pero en baja proporción, por lo que es una buena forma de dar sabor dentro de una dieta de adelgazamiento

La salsa de soja ha conquistado el mundo por su versatilidad y su sabor rico en umami. Es la compañera ideal del sushi pero también se ha colado en las cocinas para aliñar, marinar y dar un toque distinto a nuestros platos.

¡Ya solo queda disfrutar de la salsa de soja en Miss Sushi! Consulta nuestra carta.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Aceptar Leer más